jueves, 20 de octubre de 2011

Vivir en amor

Sin fármacos ni psicoanálisis

Relaciones afectivas


El contacto afectivo es una necesidad biológica para los bebés de todas las especies de mamíferos, tan necesario para su salud y supervivencia como el aire y el alimento.

Los vínculos afectivos siguen siendo importantes en la edad adulta e influyen en el bienestar emocional y en el equilibrio fisiológico. Estas relaciones afectivas también se establecen con los animales. Existen numerosos estudios sobre personas ancianas o incapacitadas que demuestran que, los que tiene un animal doméstico (o incluso una planta que cuidar), disponen de más resistencia psicológica y visitan menos al médico.

La calidad de nuestras relaciones, con la familia, con los amigos y con los animales determina nuestro equilibrio y es un factor clave para reducir la ansiedad y la depresión.
La comunicación emocional

El comportamiento más común a la hora de relacionarse es el de evitar conflictos. Este comportamiento pasivo puede resultar útil en casos de poca importancia, cuando no merece la pena perder tiempo y energía discutiendo. Pero a veces, bajo la idea de “ser respetuoso”, “ser educado”, “no querer meterse en líos”, etc se esconde la agresividad que después se manifiesta en forma de burlas y actos contra las personas que en el fondo nos caen mal, siempre a espaldas de ellas. Por eso a esta forma de reaccionar también se la conoce como pasivo-agresiva.

Otro tipo de comportamiento menos frecuente es el agresivo, la persona suelta todo lo que piensa y “se queda tan a gusto”. Este tipo de comportamiento suele causar daño, no contribuye a resolver los conflictos y sólo resulta útil en situaciones de urgencia o peligro.

Pero existe un tercer tipo de comportamiento que consiste en decir las cosas con claridad pero sin violencia, es lo que se conoce comocomunicación asertiva. Este comportamiento es el menos común y solemos admirar a las personas que son capaces de expresarlo.

Según el psicólogo Marshall Rosenberg, experto en gestión de conflictos, las claves para una comunicación eficaz son:
Sustituir toda crítica por una observación objetiva. En lugar de decir “eres un incompetente” es preferible decir “te has equivocado en este punto” ser preciso y objetivo.
En lugar de juzgar al otro decir lo que uno siente respecto a su comportamiento. “Me siento así por tal cosa” en lugar de “eres una egoísta” por ejemplo.

También es muy importante encontrar el lugar y el momento adecuado y asegurarse de que la otra persona esté disponible para hablar.
Más allá de uno mismo

En la cultura occidental actual se ensalzan los valores de autonomía e independencia. Aunque estos valores han llevado al ser humano a niveles de libertad individual desconocidos hasta entonces, corremos el riesgo de que la vida se límite a la supervivencia y el desarrollo personal.

Integrarse en una comunidad, sentir que uno tiene un papel y que hace algo útil por los demás puede dar un nuevo sentido a la vida.


El placer de la relación con 
los demás, el sentimiento de estar implicado en el grupo social, es un remedio notable para el cerebro emocional, y por ello para todo el cuerpo.
David Servan-Schreiber



AMARSE PARA SER AMADO
 

Si no me amo, siempre estaré buscando a alguien que me complete, que me haga feliz, que haga realidad mis sueños.

Estar «necesitado» es la mejor manera de atraerse malas relaciones. Si esperamos que otra persona nos «arregle» la vida, o que sea nuestra «mejor mitad», disponemos las cosas para el fracaso. Es necesario que seamos realmente felices con nosotros mismos antes de iniciar una relación de pareja. Es necesario que seamos lo suficientemente felices para ni siquiera necesitar una relación para ser feliz.

De igual modo, si tenemos una relación con una persona que no se ama a sí mismo, es imposible que realmente la contentemos. Nunca vamos a «valer lo suficiente» para una persona insegura, frustrada, celosa, rencorosa o que se odia a sí misma. Con mucha frecuencia hacemos lo imposible por agradar y ser valorados por parejas que no tienen idea de cómo aceptar nuestro amor, porque estas personas no se aman a sí mismas.

La vida es un espejo, siempre atraemos a personas que reflejan características nuestras, o las creencias que tenemos respecto a nosotros mismos y a las relaciones. Lo que los demás piensan de nosotros es su propia perspectiva limitada de la vida. Hemos de aprender que la Vida nos ha amado incondicionalmente.

El trabajo más importante lo hacemos en nosotros mismos. Desear que cambie nuestra pareja es una forma sutil de manipulación, un deseo de tener poder sobre ella o él. Incluso podría ser una actitud santurrona, ya que expresa la idea de que somos mejores que nuestra pareja. Permite que la persona que amas sea como elija ser. Aliéntala a que se explore y descubra a sí misma, a que se ame, se acepte y se valore.

Muchas veces buscamos a otras personas que nos hagan sentir amados o conectados, cuando lo único que estas personas pueden hacer es reflejar nuestra relación con nosotros mismos.

Louise Hay




Vosotros comprenderéis lo que es verdaderamente el amor cuando
dejéis de considerarlo como un sentimiento. El sentimiento está
necesariamente sujeto a variaciones según se dirija a tal o cual
persona, mientras que el amor verdadero es un estado de
conciencia independiente de los seres y de las circunstancias.
Amar, no es tener un sentimiento hacia alguien, sino vivir en el
amor y hacer todas las cosas con amor: hablar, caminar, comer,
respirar, estudiar con amor… Amar, es haber armonizado todos
nuestros órganos, todas nuestras células y todas nuestras
facultades para que vibren al unísono en la luz y en la paz. El
amor es pues un estado de conciencia permanente. Aquél que ha
alcanzado este estado de conciencia siente que todo su ser está
impregnado de fluidos divinos y todo lo que hace es una melodía."
Omraam Mikhaël Aïvanhov Vosotros comprenderéis lo que es verdaderamente el amor cuando
dejéis de considerarlo como un sentimiento. El sentimiento está
necesariamente sujeto a variaciones según se dirija a tal o cual
persona, mientras que el amor verdadero es un estado de
conciencia independiente de los seres y de las circunstancias.
Amar, no es tener un sentimiento hacia alguien, sino vivir en el
amor y hacer todas las cosas con amor: hablar, caminar, comer,
respirar, estudiar con amor… Amar, es haber armonizado todos
nuestros órganos, todas nuestras células y todas nuestras
facultades para que vibren al unísono en la luz y en la paz. El
amor es pues un estado de conciencia permanente. Aquél que ha
alcanzado este estado de conciencia siente que todo su ser está
impregnado de fluidos divinos y todo lo que hace es una melodía."
Omraam Mikhaël Aïvanhov
SIETE FRASES PARA MEJORAR LA COMUNICACIÓN CON LA FAMILIA

 
1.- Te Amo:
Ningún ser humano puede sentirse realmente feliz hasta escuchar que alguien le diga: "te amo". Atrévete a decirlo a la otra persona, a tu cónyuge, a tus padres, a tus hermanos, a tus hijos, si es que nunca lo has hecho, haz la prueba y verás el resultado.

2.- Te Admiro:
En la familia, cada miembro tiene alguna cualidad o habilidad que merece reconocimiento: Todos, en algún momento, sentimos la necesidad de que se nos reconozca algún logro o meta alcanzada...¿Cuándo fue la última vez que le dijiste esto a alguien?

3.- ¡Gracias!
Una necesidad básica del ser humano es la de ser apreciado. No hay mejor forma de decir a una persona que es importante lo que hace por nosotros, que expresarle un ¡gracias!, no en forma mecánica, sino con pleno calor humano.

4.- Perdóname, me equivoqué:
Decir esto no es tan fácil, sin embargo, cuando cometas un error que ofenda o perjudique a otras personas, aprende a decir con madurez: "perdóname, me equivoqué".

5.- Ayúdame, te necesito:
Cuando no podemos o no queremos admitir o expresar nuestra fragilidad o necesidad de otros, estamos en un grave problema. No te reprimas. Pide ayuda! Que también son muy importantes las palabras.

6.- ¡Te escucho...háblame de tí!
¿Cuántas veces le has dicho a algún miembro de tu familia: "A ver, háblame, qué te pasa?".
Tal vez muchos problemas y mal entendidos se resolverían si tan sólo escuchásemos lo Que nos tratan de decir.

7.- Eres especial!!!
Es importante hacerles saber a tus seres queridos cuanto ellos significan para tí. 



"El Amor a su Tiempo"
Si tú te encuentras enamorado de una persona, que no está enamorada de ti ..... no te reproches nada a ti mismo. No hay nada de malo contigo, sino que el amor no eligió descansar en el corazón de la otra persona.
Si encuentras a alguien que está enamorado de ti, y tú no lo amas, siéntete honrado de que el amor vino, y tocó a su puerta, pero dulcemente rechaza el regalo que no puedes devolver.
Si, tú te enamoras de alguien, y está persona se enamora de ti también, y el amor elige irse, no intentes reclamarlo ó culparlo. ¡Déjalo ir!. Hay una razón poderosa y un significado.
Todo lo que puedes hacer realmente es aceptarlo de buen grado, por todo su misterio. Cuando entre a tu vida, siente como él te va llenando hasta derramarse totalmente, y entonces encuentra la manera de compartirlo con la otra persona.
Dalo a la persona que lo hizo nacer en tu vida.
Dalo a otros que sean pobres de espíritu.
Dalo alrededor del mundo, en todas las formas que puedas ó conozcas.
Es entonces que muchos que aman comenten un error, porque habiendo estado mucho tiempo sin amar, entienden el amor profundo como únicamente una necesidad del momento.
Ellos ven sus corazones como un lugar vacío, que necesita urgentemente ser llenado con el amor, y empiezan a ver el amor como si fuera algo que fluye internamente para ellos, en lugar de fluir desde ellos hacía los demás.
¡Acuérdate de eso!, y manténlo en tu corazón: el amor tiene su propio tiempo, sus propias estaciones, y sus propias razones para ir y venir.
Tú no lo puedes sobornar, coaccionar, motivar ó insistir para que se quede permanentemente dentro de ti.
Tú sólo puedes abrazarlo cuando el llega sorpresivamente, y puedes entonces repartirlo con los otros cuando el venga hasta ti.
Pero, si él elige dejar tu corazón en cualquier momento, ó el corazón de aquel a quien tú amas, no hay nada que puedas hacer al respecto, y no hay nada que debas hacer en ese momento.
El amor es, y siempre será un misterio, un enigma. Alégrate de que él haya entrado a tu vida plácidamente en algún momento de la vida.
Si tú mantienes tu corazón abierto al amor, el amor vendrá de nuevo a tí, en cualquier momento ó lugar.
¡RECUERDA QUE TÚ NO ELIGES AL AMOR!
¡EL AMOR TE ELIGE A TÍ!
Autor Desconocido.
Crear una cultura  de no-violencia y respeto por la vida
Lo siguiente es Ccolaboracion de Silvia Nora Devito¿Es posible crear un mundo que esté libre de todo sufrimiento e intranquilidad? Hoy en día, la violencia y la guerra alcanzan cada rincón de este planeta. La violencia a menudo se presenta también en el lugar de trabajo y en el hogar. ¿Es simplemente parte de la naturaleza humana? ¿O es posible una mejor calidad de vida para los habitantes de este planeta?


Si queremos conseguir un mundo no-violento, el primer paso es reconocer la diferencia entre la violencia y la no-violencia. Debido a que podemos verificar inmediatamente el sufrimiento que causa, la agresión física es fácilmente reconocible como violencia. Las palabras basadas en la ira o el odio también son violencia. El dolor que causan las palabras puede durar años o toda la vida. Sin embargo, el que es violento hacia los demás, en primera instancia es violento hacia sí mismo. Esta es una forma más sutil y básica de violencia, que necesitamos comprender.

Violencia hacia uno mismo

La violencia hacia nuestro propio ser es la primera violencia. Se produce cuando no permitimos que se expresen las cualidades originales del ser (amor, paz, felicidad, sabiduría, fortaleza). Los siguientes estados del ser bloquean estas cualidades originales:

- Falta de auto-respeto.
- Falta de fe en el ser.
- Falta de valoración de uno mismo.
- Depresión.
- Egoísmo.
- Miedo de los demás.
- Depender de las personas, posesiones o circunstancias para obtener una sensación de felicidad.

Para hacernos no-violentos, el primer paso es desarrollar pensamientos positivos y llenos de amor hacia nuestro ser, de forma que nos valoremos profundamente y desarrollemos un sentimiento de bienestar interior. Cuando promovemos la expresión de nuestras cualidades originales, entonces ya no puede persistir ninguna violencia hacia nuestro ser ni hacia los demás. Necesitamos practicar una actitud de no-violencia hacia nosotros mismos y ver cómo ésta afecta positivamente nuestras relaciones con los demás.

OM Shanti, Silvia

jueves, 18 de noviembre de 2010

Aprenderás…

Una colaboracion de Mª Cristina Vidal






Por Jorge Luis Borges




Después de algún tiempo aprenderás la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma, y aprenderás que amar no significa apoyarse, y que compañía no siempre significa seguridad. Comenzarás a aprender que los besos no son contratos, ni los regalos son promesas...

Aprenderás que con la misma severidad conque juzgas, también serás juzgado y en algún momento condenado.
 
Aprenderás que no importa en cuantos pedazos tu corazón se partió, el mundo no se detiene para que lo arregles. Aprenderás que es uno mismo quien debe cultivar su propio jardín y decorar su alma, en vez de esperar que alguien le traiga flores.
 
Comenzarás a aceptar tus derrotas con la cabeza alta y la mirada al frente, con la gracia de una mujer y no con la tristeza de un niño y aprenderás a construir hoy todos tus caminos, porque el terreno de mañana es incierto para los proyectos, y el futuro tiene la costumbre de caer en el vacío. 

Después de un tiempo aprenderás que el sol quema si te expones demasiado. Aceptarás incluso que las personas buenas podrían herirte alguna vez y necesitarás perdonarlas.
 
Aprenderás que hablar puede aliviar los dolores del alma. Descubrirás que lleva años construir confianza y apenas unos segundos destruirla y que tu también podrás hacer cosas de las que te arrepentirás el resto de la vida.
 
 Aprenderás que las nuevas amistades continúan creciendo a pesar de las distancias y que no importa que es lo que tienes, sino a quien tienes en la vida y que los buenos amigos son la familia que nos permitimos elegir.
 
Aprenderás que no tenemos que cambiar de amigos, si estamos dispuestos a aceptar que los amigos cambian. 

Descubrirás que muchas veces tomas a la ligera a las personas que más te importan y por eso siempre debemos decir a esas personas que las amamos porque nunca estaremos seguros de cuando será la última vez que las veamos.

Aprenderás que las circunstancias y el ambiente que nos rodea tienen influencia sobre nosotros, pero nosotros somos los únicos responsables de lo que hacemos. Comenzarás a aprender que no nos debemos comparar con los demás, salvo cuando queramos imitarlos para mejorar. 

Descubrirás qué se lleva mucho tiempo para llegar a ser la persona que quieres ser, y que el tiempo es corto. Aprenderás que no importa a donde llegaste, sino a donde te diriges. Aprenderás que si no controlas tus actos ellos te controlaran y que ser flexible no significa ser débil o no tener personalidad, porque no importa cuan delicada y frágil sea una situación: siempre existen dos lados. Aprenderás que héroes son las personas que hicieron lo que era necesario enfrentando las consecuencias. .. Aprenderás que la paciencia requiere mucha práctica. 

Descubrirás que algunas veces, la persona que esperas que te patee cuando te caes, tal vez sea una de las pocas que te ayuden a levantarte. Madurar tiene más que ver con lo que has aprendido de las experiencias, que con los años vividos.
 
Aprenderás que hay mucho más de tus padres en ti de lo que supones. Aprenderás que nunca se debe decir a un niño que sus sueños son tonterías, porque pocas cosas son tan humillantes y seria una tragedia si lo creyese, porque le estarás quitando la esperanza. Aprenderás que cuando sientes rabia, tienes derecho a tenerla, pero eso no te da el derecho de ser cruel.

Descubrirás que sólo porque alguien no te ama de la forma que quieres, no significa que no te ame con todo lo que puede, porque hay personas que nos aman, pero que no saben como demostrarlo. .. No siempre es suficiente ser perdonado por alguien, algunas veces tendrás que aprender a perdonarte a ti mismo.
 
Si algo he aprendido en la vida, es que la mentira se pone en contra de quien la inventa.
Jorge Luis Borges
Cuidar las relaciones 
Una colaboración de Silvia Nora Devito


La raíz del sufrimiento, es el apego. Has creado un espacio en tu mente que mantiene a esa persona u objeto como parte de ti mismo.
Cuando se critica, se desprecia o deja de estar contigo esa persona u objeto, sientes dolor en la mente, tienes el sentimiento de pérdida.
Si quieres ser feliz has de aprender a amar y apreciar, manteniendo
al mismo tiempo tu independencia.

La persona sensata sabe que enfadarse con alguien es perder tiempo y energía. Después hay que esforzarse por reconstruir esa relación.
Es mucho más útil, respirar profundamente, poner atención a tu actitud y responder sin apresurarte. De esta manera, mejora y fortalece tus relaciones con los demás, crea confianza y ellos perdonarán tus errores.

Para crear buenas relaciones:
Con tu mente, piensa en lo que puedes aprender de los demás.
Con tus ojos, mira las cualidades de los demás.
Con tus palabras, valora, reconoce y aprecia sus logros.
Con tus acciones, colabora y haz algo por los demás.

Para vivir en paz procura no depender de nadie, pero a la vez
ayuda a los demás a que no dependan de ti.
Ayúdales a ser personas independientes, libres y responsables de sus vidas. De la misma forma asegúrate de no causar pesar o dolor a nadie. Y no permitas que los demás se conviertan en una fuente de dolor para ti.

El gran enemigo de la paz es el ego. El ego te hace juzgar a los demás y pensar en ellos deforma inadecuada. Te hace forzarles a que actúen como tú quieres. De esta manera olvidas que eres un estudiante y que estás aquí para aprender.

Si en lugar de aprender, empiezas a dar consejos, a decir a los demás lo que deberían hacer, y pretendes que cambien, estás olvidando una lección importante de la vida, y es que en tus manos
tan sólo está tu propio cambio personal y no el de los demás.
OM Shanti, Silvia



Imagínate si esto se hiciera realidad

jueves, 22 de julio de 2010

Como nos afectamos emocionalmente unos a otros


Descargar o leer aqui Curemos nuestra alma  Es un documento colaboracion de Carol Simpson

   


 El contagio emocional puede ser sutil. Parte de un intercambio tácito que se produce en cada encuentro.  Transmitimos y captamos estados de ánimo unos de otros. Equivale a una economía subterránea de la psiquis en la que algunos encuentros son tóxicos y otros nutritivos.
Esto se produce en un nivel sutil y casi imperceptible.  Nos contagiamos los sentimientos mutuamente, como si se tratara de una especie de virus social. Enviamos señales emocionales en cada encuentro, y estas afectan a las personas con las que estamos.  La gente que es capaz de ayudar a otros a calmar sus sentimientos, posee un producto social especialmente valioso; son las almas  a las que se recurre cuando se padece alguna importante necesidad emocional.   Todos formamos parte de la caja emocional del otro, para el cambio emocional, para bien o para mal.
       ¿Cómo se produce esta transición mágica? 
Inconscientemente imitamos las emociones que vemos en otro, así recreamos en nosotros mismos estas emociones. Esto ocurre en lo general, salvo en los extremos, donde por muy egoísta, poco empático y muy encerrado en el “yo-mi”, jamás se capta las emociones verdaderas de otro.    O en el caso contrario, cuando se está lo suficientemente equilibrado como para captar las emociones ajenas pero no afectarse al punto de modificar las propias.
       Como vemos a la vista se parece pero las razones son diferentes.
       Volviendo a lo general, cuando dos personas interactúan, la dirección en que se transmite el estado de ánimo, es del que es más enérgico para expresarse al más pasivo.
Algunas personas son especialmente susceptibles al contagio emocional: su sensibilidad innata hace que su sistema nervioso autónomo se dispare fácilmente. Esto los hace vulnerables a las influencias ambientales.   Esta sensibilidad puede hacer que se sientan fácilmente conmovidos como también los hace presa fácil de la sugestión inducida, como propagandas, medios de comunicación o personas manipuladoras, etc.
Es bueno reconocer en nosotros cuando nos dejamos influenciar para trabajar con esta tendencia y controlarla en el sentido de que esta afectación no nos lleve a hacer cosas de las que luego nos arrepentiremos.
También debemos conocer nuestro poder de influencia y vigilar que este sea usado para el bien de otros y no para manipularlos.



Breve resumen extraído de una parte del libro “Inteligencia Emocional” de Daniel Goleman, colaboración de Lourdes y Miguel.

martes, 6 de julio de 2010

El amor tambien evoluciona




La evolución del amor


Ya estamos viviendo el último minuto anterior al nuevo ciclo planetario. Como a todo cambio lo precede un caos. Dentro de este caos estamos entrando en la oscuridad más profunda imitando a la naturaleza y lo que ocurre en la noche antes de la salida del sol.
Se ha hablado mucho sobre este momento, se han predicho muchas historias, desde la antigüedad por diferentes profetas hasta hace muy poco tiempo. Hoy, los que estamos aquí, tenemos el privilegio de estar presenciando ese cambio tan hablado del que mucho se ha temido y también del que mucho se espera como la promesa de mejores tiempos.
Se que puede ser algo escabroso transitar por el caos, e incluso, aunque no nos afectara directamente, puede ser doloroso ver alguno de sus procesos. Pero no debemos asustarnos, y en cambio debemos estar internamente preparados y firmes para sacar de este tiempo el mejor provecho en beneficio de nosotros, de nuestra evolución, y de la evolución del conjunto. No importa cuanto tiempo nos quede y hasta cuando veremos este proceso, pero sí la calidad de lo que aprenderemos y viviremos en él y de lo que dejaremos de aporte a los que seguirán después de nosotros.
En este sitio vamos a referirnos, principalmente al amor, que no es poco, y en cambio podría decirse que es el motor principal de la humanidad.
El amor ha sido lo que viene moviendo al mundo y por lo que hemos sido creados. Bien o mal, con errores lógicos de un aprendiz, el amor en sus distintas formas, desde el más egoísta hasta el más sublime, ha sido siempre el motivador de todo lo que viene sucediendo en la humanidad. Las palabras siempre van a resultar escasas para poder expresar cuanto abarca este sentimiento.
Comenzaremos describiéndolo en las formas más conocidas hasta hoy.

Primero hablaremos de Eros: Representa el sentimiento egoísta relacionado con el propio placer. Podemos encontrarlo en el niño pequeño cuando las primeras manifestaciones de este sentimiento se relacionan con el objeto que le brinda satisfacción y la persona que se lo aporta, en primer lugar su mamá.
Es también la clase de amor adolescente, que comienza con el despertar sexual, y se dirige también hacia el objeto que le produce placer, ocurriendo en estas etapas que de algún modo las personas que nos provocan estos sentimientos, aunque no conscientemente se convierte para nosotros en objetos de necesidad. Por lo tanto la actitud hacia ese objeto-persona suele ser básicamente egoísta, y su duración e intensidad va directamente relacionado con el placer obtenido.
Es también la fase del amor erótica de las parejas. Esto no quiere decir que este amor no pueda relacionarse con otro tipo de amor o trascender a otro tipo de amor más alto. No dejamos de querer a nuestra madre porque ya no nos alimenta, pero de alguna forma, en el amor que perdura en el tiempo, puede seguir el sentimiento egoísta de recibir.
Este amor se ve trascendido cuando además de recibir queremos corresponder a las otras personas y podríamos acá hablar del amor filial denominado: Fileos.
Es el amor que sentimos por nuestros parientes cercanos, padres e hijos, hermanos, etc. No deja de ser ciertamente egoísta ya que en esta clase de amor tenemos incluido el apego, es decir un sentimiento de posesión, en el cual, además de dar, esperamos ser correspondidos de determinada manera según nuestras necesidades personales y muchas veces no estamos pensando en la real necesidad del otro sino que las adaptamos a nuestras necesidades. Esto también suele ocurrir en las parejas.
Como vemos estas son las clases de amor más comunes con las que se maneja la mayoría, y al estar empañadas de egoísmo producen en cualquier momento y en distintos niveles roces disgustos, reclamos, rencores, desacuerdos en general, resentimientos, etc. Aunque la mayoría no suelen darse cuenta e insisten en manejarse con esta forma de amor que aunque con muy buenas intensiones siempre terminan haciendo sentir mal a uno o a otros haciendo dependientes a las personas unas de otras, de manera enfermiza y coartando la libertad del ser.
Tenemos otra clase de amor denominado Storge que está entre este y el nivel que sigue. Se trata de la amistad, donde el afecto puede ser igual o mayor que el anterior, pero deja más en libertad a las personas. A los amigos generalmente se les exige menos que a los parientes, se cuenta y se esta para ellos cuando sea necesario, y normalmente no se está pendiente de la devolución; aunque de todas maneras esperamos cierta respuesta que si no la obtenemos en el momento preciso, nos hace sentir desilusionados o pensar que la amistad no es tanta. Esta clase de sentimiento suele ser también parte muchas veces de las relaciones familiares y de las parejas. Es algo más elevada que la anterior en el sentido de que se espera menos y se está más dispuesto a dar. Pero todas ellas juntas están lejos del sentimiento elevado del amor llamado: Ágape.
Hasta ahora se le llama así a la clase de amor puro y espiritual que se le prodiga a Dios o que se siente por el resto de los humanos cuando nos invade la compasión y solo queremos ayudar y dar a los demás sin importar si obtenemos una recompensa a cambio o tan siquiera un agradecimiento.
Pero como todo evoluciona y es imposible que el amor no trascienda junto con el todo, hoy nos vemos en una situación que da la impresión de que el amor estuviera involucionando en lugar de evolucionar, Esto se debe a que igual que en todo lo demás se necesita una revolución, una vuelta completa, antes del orden. A pesar de esto se percibe ya aun dentro de ese caos el principio del nuevo orden del amor. Vemos que la familias se desmoronan, que las parejas no duran juntas, y que el estilo de vida aparentemente va en detrimento de las relaciones afectivas. En este momento los cambios están ocurriendo cada vez más rápido. Son muchas las cosas que se están reordenando. Comenzando por cada uno y el reordenamiento personal que es sumamente necesario e imprescindible para poder reordenar todo lo demás.
Estamos aprendiendo a amarnos a nosotros mismos, a valorarnos como seres individuales a ubicarnos en este nuevo orden a ser más auténticos y completos, lo que hace que nos sintamos muchas veces incómodos con el entorno, con los viejos cánones que ya caducan, que por una parte sentimos que hay que dejar atrás, por otra aun nos cuesta hacerlo y todavía no tenemos claro del todo que es lo que queremos hacer y hacia donde vamos exactamente. Tal vez si tengamos clara la idea de algo general que queremos para nuestra vida, pero nos pueden faltar los elementos que necesitamos ya que aun no se ha asentado el tiempo.
Por esto es importante no desesperar, tratar de comprendernos, de comprender a los demás que están en el mismo caos que nosotros y concentrarnos en el amor desde nosotros mismos sin ofuscarnos tanto por como nos aman o si nos aman los demás.
El amor del nuevo tiempo es lo más parecido al denominado ágape pero no dirigido solo a Dios en el cielo, ni solo a los que necesitan compasión, sino a lo divino en los otros y en nosotros mismos. Los afectos en el nuevo tiempo deben de ser inegoístas más amplios, más espirituales. Se trata de un amor que permite y ayuda a evolucionar no de un amor que pide sino de un amor que da, que acompaña, que alimenta, que enaltece. Un amor así compartido por personas que sienten de la misma manera no necesitará de reclamos porque todos darán lo que tiene que dar.
Puede parecer hoy una utopía, pero muchas personas ya lo están sintiendo y manifestando. Tal vez no se vea en todo su esplendor porque solo se vera de esa manera cuando sean muchos los que lo sienten y lo practican. Pero esto no impide que el que hoy lo sienta lo pueda practicar y lo trate de transmitir, ya que esta es la manera en que se ira expandiendo esta forma de amor.
Es hermoso cuando alguien se encuentra a si mismo y puede comenzar a manifestar esta clase de sentimiento. Más hermoso aún cuando este alguien se encuentra con otro en esta misma situación y suman sus sentimientos para expandirlos hacia otros. Más maravilloso aún cuando comienzan a encontrarse unos a otros y así verificar que ya no son tan pocos los que comienzan a descubrir esta nueva clase de sentimiento.
Todas las separaciones, perdidas, angustias, resentimientos, soledades, los dolores antiguos del amor, y los que todavía están pasando por estos procesos están reaccionando sin saberlo a la influencia de este nuevo sentimiento. Ya no vale resignarse, quedarse con lo malo conocido por no atreverse a enfrentar los cambios.
Todos tenemos derecho a la evolución del amor. Vale la pena el esfuerzo de crear los cimientos para luego obtener la satisfacción de sentirnos en nuestro hogar.
Hoy más que nunca estamos caminando hacia el bello sueño del dulce hogar, del verdadero amor, del amor universal.

Caminemos juntos sin miedos y seguros de que nos espera un futuro mejor y que los próximos llegarán a un mundo mejor orientado y más avanzado.

Por fin haremos honor a la famosa frase: "Amaos los unos a los otros"
El amor lo es todo sin el seriamos seres peligrosos.

Escrito por Lourdes ( zilea)